Create your own shelf sign up

Together we find better books

[−]
  • Search Conteggio caratteri ISBN valido ISBN non valido Codice a barre valido Codice a barre non valido loading search

Carpe diem

By

Publisher: Círculo de Lectores

3.4
(16)

Language:Español | Number of Pages: 192 | Format: Paperback

Isbn-10: 8481096385 | Isbn-13: 9788481096385 | Publish date:  | Edition 2

Translator: Benito Gómez Ibáñez

Also available as: Others

Category: Fiction & Literature , Philosophy

Do you like Carpe diem ?
Join aNobii to see if your friends read it, and discover similar books!

Sign up for free
Book Description
Carpe diem. Vive el momento. Sumérgete en el aquí y el ahora. Esas frases salidas de la boca del extravagante doctor Tamkin como un dudoso elixir milagroso rebotan contra los tímpanos de Wilhelm, un hombre acosado por varios frentes: actor fracasado, danza al son de las exigencias de su ex mujer y sus dos hijos, despreciado por la empres que le despidió en lugar de otorgarle el ascenso prometido y ninguneado por la soberbia y frialdad de su propio padre. Pero la esperanza es lo último que se pierde, y ahora ésta se ha encarnado en setecientos dólares, los únicos que tiene y que ha invertido en acciones de manteca de cerdo. Instigado por Tamkin, ese psicólogo huidizo reconvertido en corredor de Bolsa que escupe extrañas frases filosóficas, Wilhelm decide jugárselo todo a una sola carta. Y todo quiere decir su equilibrio emocional, su vida afectiva, laboral y espiritual que se tambalea en la cuerda floja como un torpe acróbata que sabe que, tarde o temprano, acabará cayendo al vacío.

La narración envolvente de Carpe diem, su mordaz sentido del humor, la descripción minuciosa de la geografía interior -y exterior- de los personajes que habitan esta novela y el talento para anlizar el comportamiento humano demuestran por qué Saul Bellow está considerado uno de los narradores más lúcidos del siglo XX.

Sorting by
  • 0

    Un hombre cercano a los cincuenta, divorciado, en paro, con sobrepeso, dos hijos, ingresos más que escasos, ayuda familiar nula, enfrentado a su padre, exmujer demandadora constante. Para rematar: invertir en bolsa y perder… Esto es el fracaso...


    http://www.arrecogiendobellotas.com/2012/06 ...continue

    Un hombre cercano a los cincuenta, divorciado, en paro, con sobrepeso, dos hijos, ingresos más que escasos, ayuda familiar nula, enfrentado a su padre, exmujer demandadora constante. Para rematar: invertir en bolsa y perder… Esto es el fracaso...

    http://www.arrecogiendobellotas.com/2012/06/carpe-diem-de-saul-bellow.html

    said on 

  • 3

    Poco puedo añadir a lo que ya se ha dicho. Wilhelm es un perdedor, un hombre que parece no hacer otra cosa que equivocarse, y por eso me causó cierta simpatía desde un primer momento. Él también lo cree, también piensa que fracaso tras fracaso nunca aprende, aunque reflexione sobre qué hacer siem ...continue

    Poco puedo añadir a lo que ya se ha dicho. Wilhelm es un perdedor, un hombre que parece no hacer otra cosa que equivocarse, y por eso me causó cierta simpatía desde un primer momento. Él también lo cree, también piensa que fracaso tras fracaso nunca aprende, aunque reflexione sobre qué hacer siempre comete una equivocación. Luego avanzo por la novela y me parece cada vez más entrañable, aunque triste toda su historia.
    Él no sabe muy bien si culparse a sí mismo, a otros, o a una suerte de destino:
    "Quizá el cometer errores expresaba el propio objetivo de su vida y la esencia de estar él allí. Quizá a él le tocaba hacerlos y sufrir por ellos en la tierra."
    Y el dinero. Nueva York. Tamkin. Qué personaje éste.

    Sólo pretendo explicar un poco la puntuación.
    Si solamente le doy un tres de cinco es porque aunque no dudo que sea una obra magnífica (porque pese a ciertas críticas normalmente parece que la consideran como tal), a mí no me ha causado tanta impresión como para puntuarla de otra manera en comparación con otras lecturas.

    said on 

  • 5

    Saul Bellow escribió Carpe Diem a finales de los años 50. La guerra había quedado atrás, y más atrás, la miseria de los años 30 tras el crack del 29. Nueva York era una ciudad de posibilidades, uno de los centros importantes de Estados Unidos junto a Los Ángeles. En un ajado hotel residencial de ...continue

    Saul Bellow escribió Carpe Diem a finales de los años 50. La guerra había quedado atrás, y más atrás, la miseria de los años 30 tras el crack del 29. Nueva York era una ciudad de posibilidades, uno de los centros importantes de Estados Unidos junto a Los Ángeles. En un ajado hotel residencial de Broadway ocupado por jubilados vive Wilhelm, un hombre de algo más de cuarenta años cuya vida está sobre la cuerda floja.
    La historia de Carpe Diem se condensa en un día en la vida de Wilhelm, un hombre que poco a poco ha perdido el trabajo, ha abandonado a su mujer y se está quedando sin dinero. Es un hombre inocente, iluso, un hombre que comete error tras error de una manera ciega, desde su sueño de ser actor en su juventud hasta la esperanza depositada en un psicólogo embaucador que se queda con sus últimos 700 dólares.
    Carpe Diem sigue a Wilhelm en un día, sus reflexiones, sus recuerdos, la forma en la que ha llegado hasta una situación que está a punto de ahogarle. Es un niño grande, se comporta y siente como tal, y como niño grande espera que, por arte de magia, jugar en la bolsa le salve de sus problemas, de un matrimonio que hizo aguas y la mujer que lo desprecia y le impide el divorcio para casarse con su nuevo amor, unos hijos que crecen sin su presencia, un padre egoísta y distante que no piensa ayudarle, un trabajo perdido por su orgullo.
    Wilhelm es uno de eso perdedores que pueblan la literatura y el cine norteamericanos, un hombre para el que parece no hay una segunda oportunidad. Mientras avanzaba en la historia pensaba en las películas de John Huston y Sam Peckinpah, esos personajes torturados que viven en un tiempo ajeno a ellos. El texto es angustioso por momentos, se mezcla un humor despiadado con la sobriedad de la forma de escribir de Bellow, que se detiene en la psicología de su personaje y lo retrata a veces con cariño a veces con severidad, y siempre con profundidad.
    Me ha sorprendido y gustado mucho este primer libro que leo de Saul Bellow, la descripción de las calles y los hoteles de Broadway mezclada con la del mundo interno de Wilhelm, cómo evita cualquier superficialidad y se centra en la angustia de un hombre que se siente andar sobre el filo de un abismo.
    La catarsis final es uno de los finales más emotivos y apabullantes que recuerde, un final antológico. Muy recomendable este Carpe Diem de Saul Bellow.

    said on 

Sorting by