El Palacio de la Medianoche

Voto medio de 4492
| 741 contribuciones totales de las cuales 691 reseñas , 50 citas , 0 imágenes , 0 notas , 0 vídeo
Ha scritto il 18/06/14
El final del libro me ha dejado un sabor un tanto agridulce...quizá porque me esperaba otro encuentro entre el protagonista y el antagonista más impactante, más dramático, y no un pequeño discurso que enaltece a la verdad y languidece al ..." Continua...
  • Rispondi

Ha scritto il Jan 10, 2011, 20:48
-¿Quiénes son los locos? ¿Aquellos que ven el horror en el corazón de sus semejantes y buscan la paz a cualquier precio? ¿O son aquellos que fingen no ver cuanto sucede a su alrededor? El mundo, Ben, es de los locos o de los hipócritas. No ... Continua...
  • Rispondi
Ha scritto il Jan 10, 2011, 20:48
Madurar no es más que el proceso de descubrir que todo aquello que creías cuando eras joven es falso y que, a su vez, todo cuanto rechazabas creer en tu juventud resulta ser cierto.
  • Rispondi
Ha scritto il Jan 10, 2011, 20:47
-¿Por qué hace usted todo esto?
Jawahal guardó silencio unos instantes.
-Porque te quiero, Sheere... -respondió-. Y ya conoces el dicho: siempre matamos aquello que más amamos.
  • Rispondi
Ha scritto il Jan 10, 2011, 20:47
-Como me dijo una vez una maestra que daba clases de lectura en una escuela de Bombay -dijo Sheere-, la principal diferencia entre un hombre y una mujer es que un hombre siempre antepone su estómago a su corazón. Una mujer siempre hace lo ... Continua...
  • Rispondi
Ha scritto il Jan 10, 2011, 20:47
Debíamos aprender todavía que el Diablo creó la juventud para que cometiésemos nuestros errores y que Dios instauró la madurez y la vejez para que pudiéramos pagar por ellos.
  • Rispondi

- TIPS -
Nessun elemento trovato
Aggiungi per primo una immagine!

- TIPS -
Nessun elemento trovato
Aggiungi per primo una nota!

- TIPS -
Nessun elemento trovato
Aggiungi per primo un video!

Lorem Ipsum Color sit Amet
di Nome Autore
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur Suspendisse varius consequat feugiat.
Scheda libro
Aggiungi