Create your own shelf sign up

Together we find better books

[−]
  • Search Conteggio caratteri ISBN valido ISBN non valido Codice a barre valido Codice a barre non valido loading search

El verano sin hombres

By

Publisher: Anagrama

3.1
(24)

Language:Español | Number of Pages: 222 | Format: Paperback

Isbn-10: 8433975765 | Isbn-13: 9788433975768 | Publish date:  | Edition 1

Also available as: Others

Category: Fiction & Literature

Do you like El verano sin hombres ?
Join aNobii to see if your friends read it, and discover similar books!

Sign up for free
Book Description
Cuando Boris Izcovich dijo la palabra «pausa», Mia Fredricksen, de 55 años, que llevaba casada treinta con Boris, enloqueció. Porque lo que deseaba su marido era una pausa en su matrimonio, después de treinta años sin adulterios de ninguna de las partes –aunque parezca increíble–, una hija encantadora que iniciaba su carrera de actriz y una relación entre ellos que había ido evolucionando desde el ardor guerrero de los primeros tiempos a la simbiosis casi telepática de los últimos. Hay que decir que la «pausa» de Boris es francesa, compañera de trabajo en el laboratorio –ambos son neurocientíficos–, joven y con buenas tetas. Pero la locura de Mia no fue más que una breve psicosis reactiva y a la semana y media la dejaron marchar de la clínica donde había sido internada. Estos son los prolegómenos del verano en que Mia regresa a Bonden, la ciudad de su infancia, donde aún vive su madre en una residencia para ancianas activas e independientes. Será un verano rabioso en lo personal y reflexivo en lo intelectual, porque Mia es poeta, con varios libros publicados. Alquila una casa, se relaciona con sus vecinos, una joven recién casada con dos niños y un marido que despierta en Mia sospechas de maltrato; y visita cada día a su madre, de más de ochenta años, y a su grupo de amigas, «los Cisnes», que son cinco –la mayor ya ha pasado los cien años y morirá en el curso del verano– y se mantienen activas, vivas e imbatibles. Recupera los recuerdos de su infancia y descubre algunos secretos de la femineidad de otras generaciones, como los tapices que borda en secreto una de los Cisnes, que esconden en bolsillos y pliegues ocultos escenas eróticas, blasfemas o acres burlas al mundo. Mia también dirige un taller de poesía con un grupo de estudiantes en el instituto de Bonden. Con la producción literaria de las adolescentes, la eclosión de su femineidad y sus crueles conspiraciones, las historias y las vidas de los viejos Cisnes y los incidentes del joven matrimonio, más su propia vida, Mia urde esta veloz y brillante comedia feminista de inesperado final...
Sorting by
  • 1

    Me faltan pocas páginas para acabarla, he decidido que este autocastigo es innecesario... Hasta la misma autora corta sus ralladuras para preguntar si alguien ha llegado hasta ahí leyendo...un titulo que promete para una m de libro, M con mayúsculas !

    said on 

  • 2

    Boris Izcovich y Mia Fredricksen llevan treinta años casados cuando, de un día para otro, Boris le plantea a su esposa hacer una pausa en su matrimonio y se va a vivir con su amante francesa. Mia enloquece y la tienen que ingresar durante unos días en un hospital psiquiátrico con un trastorno psi ...continue

    Boris Izcovich y Mia Fredricksen llevan treinta años casados cuando, de un día para otro, Boris le plantea a su esposa hacer una pausa en su matrimonio y se va a vivir con su amante francesa. Mia enloquece y la tienen que ingresar durante unos días en un hospital psiquiátrico con un trastorno psicótico transitorio. Cuando le dan el alta, irá a pasar el verano con su madre a Bonden, Minnesota, en un complejo residencial para personas mayores activas e independientes. Allí filosofarà sobre la vida, el amor, la amistad, el feminismo y la poesía con la madre y sus peculiares amigas.

    «Una irónica y brillante meditación sobre la identidad femenina, escrita en una prosa lírica, seductora» (Lucy Scholes, The Sunday Times). ¡Pues a mí no me lo ha parecido! En muchos momentos la he encontrado francamente pesadita y difícil de entender, sobre todo por las continuas referencias a filósofos y poetas que, para mi gusto, no aportaban nada a la historia. Al principio pensaba que sería muy divertida y con muchos toques de humor ácido ... pero no me ha parecido nada divertida, la verdad.

    No siempre puedo acertar, ¿verdad? ¡A ver si con la próxima tengo más suerte!

    said on 

  • 0

    ... (Jack, el mismo de siempre, el mismo de siempre, que la volvía loca esculpiendo los fines de semana, y cuyos resultados Bea denominaba erecciones, por que todas y cada una de sus esculturas eran protuberancias altísimas inspiradas en los falos erigidos por Gaudí en el tejado de la Pedrera y q ...continue

    ... (Jack, el mismo de siempre, el mismo de siempre, que la volvía loca esculpiendo los fines de semana, y cuyos resultados Bea denominaba erecciones, por que todas y cada una de sus esculturas eran protuberancias altísimas inspiradas en los falos erigidos por Gaudí en el tejado de la Pedrera y que, ¡por el amor de Dios!, ella se negaba a colocarlas, como si fuera un horizonte de yardas, en el jardín de su casa ...

    págs. 137-138

    said on