Mi planta de naranja lima

Voto medio de 263
| 28 contribuciones totales de las cuales 28 reseñas , 0 citas , 0 imágenes , 0 notas , 0 vídeo
De mayor Zezé quiere ser poeta y llevar corbata de lazo, pero de momento es un niño brasileño de cinco años que se abre a la vida. En su casa es un trasto que va de travesura en travesura y no recibe más que reprimendas y tundas; en el colegio es un ...Continua
Masteatro
Ha scritto il 15/02/15

Una historia muy tierna y a la vez llena de dolor. Una autobiografía muy especial que sólo abarca los 5 años de edad de su protagonista Zezé, un niño del que espero saber más en la segunda parte.

deliukah
Ha scritto il 29/12/14

Me ha emocionado muchísimo este libro y me ha hecho llorar como nunca. Es una historia dura pero muy tierna. El retrato de la pobreza vista desde la perspectiva de un niño de cinco años

Ale
Ha scritto il 01/10/13
Un drama de los fuertes pero tan lindo
Propia del realismo mágico, Mi planta de naranja-lima nos muestra las vivencias y juegos del pequeño Zezé, que se ve obligado a vivir una vida plagada de buenos y malos momentos. El autor lograr que los sentimientos de los personajes se sientan como...Continua
mancusso
Ha scritto il 29/03/13

Extraordinario y magnífico libro.
Recomendable a más no poder.
Literatura de verdad, plagada de sentimientos y emociones.
Toda una joya.

Jose Original
Ha scritto il 24/02/13
Domingo de invierno por la mañana, leyendo "Mi planta de naranja-lima" con un rictus beatífico de bienestar. Levanto la mirada del libro y veo como un gorrion picotea las traviesas de madera de la ventana de mi cuarto. Quizá con mis palabras sea curs...Continua

- TIPS -
Nessun elemento trovato
Aggiungi per primo una citazione!

- TIPS -
Nessun elemento trovato
Aggiungi per primo una immagine!

- TIPS -
Nessun elemento trovato
Aggiungi per primo una nota!

- TIPS -
Nessun elemento trovato
Aggiungi per primo un video!

Lorem Ipsum Color sit Amet
di Nome Autore
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur Suspendisse varius consequat feugiat.
Scheda libro
Aggiungi