To Kill A Mockingbird
by HARPER LEE
(*)(*)(*)(*)(*)(13,094)

Reah 29's Review

Reah 29Reah 29 wrote a review
00
(*)(*)(*)(*)( )
Impactante y muy emotiva, Matar a un ruiseñor, es uno de los grandes clásicos de la literatura norteamericana del siglo XX. Y, aunque su trama es totalmente conocida gracias a la adaptación cinematográfica de 1962 (con el gran Gregory Peck interpretando a Atticus Finch), resulta inesperadamente entretenida, de tal forma que devoras el libro en pocos días.

Harper Lee fue durante muchos años autora de un solo libro, con el que conoció la fama y el reconocimiento de público y crítica. Y no es para menos, ya que resulta una escritora fabulosa. Su prosa es fluida y dinámica, con un lenguaje pragmático pero con diversos aderezos líricos, unas descripciones concisas pero acertadas y unos personajes memorables. De ellos, el más conocido es Atticus Finch, hombre íntegro y de conducta intachable, abogado de profesión, que intenta luchar contra el sistema establecido.

En matar a un ruiseñor, Lee nos muestra la profunda hipocresía imperante en el Sur de EEUU a través de la visión de una niña de 8 años. Así, seguimos a Scout Finch, natural de Maycomb, Alabama, durante un breve periodo de tiempo. Con sus ojos, Lee nos describe un universo rico y complejo, llenos de personajes interesantes, que nos va relatando la vida en aquellos parajes en los años 30. De repente, un acontecimiento sacude el pueblo. Se va a juzgar a un hombre negro acusado de la violación de una chica blanca y, Atticus, es el abogado encargado de la defensa. A partir de ahí, la vida cambia para todos y Lee, usando a Scout nos muestra el racismo endémico de la zona y todas sus implicaciones sociales. Pero, después de seguir con sumo interés toda la historia, el desenlace, aunque de una gran ternura, te resulta un tanto insípido.

En resumen, Matar a un ruiseñor, es una gran novela que trata un tema, por desgracia, de increíble actualidad. Y pone de manifiesto como las semillas del racismo no se erradicaron después de la guerra de secesión. Y es que, a pesar de que la esclavitud se abolió hace muchos años, el absurdo orden social de antaño se mantiene. Por eso la lectura de esta novela es tan enriquecedora, ya que nos enseña que la justicia no tiene nada que ver con el color de la piel.
Reah 29Reah 29 wrote a review
00
(*)(*)(*)(*)( )
Impactante y muy emotiva, Matar a un ruiseñor, es uno de los grandes clásicos de la literatura norteamericana del siglo XX. Y, aunque su trama es totalmente conocida gracias a la adaptación cinematográfica de 1962 (con el gran Gregory Peck interpretando a Atticus Finch), resulta inesperadamente entretenida, de tal forma que devoras el libro en pocos días.

Harper Lee fue durante muchos años autora de un solo libro, con el que conoció la fama y el reconocimiento de público y crítica. Y no es para menos, ya que resulta una escritora fabulosa. Su prosa es fluida y dinámica, con un lenguaje pragmático pero con diversos aderezos líricos, unas descripciones concisas pero acertadas y unos personajes memorables. De ellos, el más conocido es Atticus Finch, hombre íntegro y de conducta intachable, abogado de profesión, que intenta luchar contra el sistema establecido.

En matar a un ruiseñor, Lee nos muestra la profunda hipocresía imperante en el Sur de EEUU a través de la visión de una niña de 8 años. Así, seguimos a Scout Finch, natural de Maycomb, Alabama, durante un breve periodo de tiempo. Con sus ojos, Lee nos describe un universo rico y complejo, llenos de personajes interesantes, que nos va relatando la vida en aquellos parajes en los años 30. De repente, un acontecimiento sacude el pueblo. Se va a juzgar a un hombre negro acusado de la violación de una chica blanca y, Atticus, es el abogado encargado de la defensa. A partir de ahí, la vida cambia para todos y Lee, usando a Scout nos muestra el racismo endémico de la zona y todas sus implicaciones sociales. Pero, después de seguir con sumo interés toda la historia, el desenlace, aunque de una gran ternura, te resulta un tanto insípido.

En resumen, Matar a un ruiseñor, es una gran novela que trata un tema, por desgracia, de increíble actualidad. Y pone de manifiesto como las semillas del racismo no se erradicaron después de la guerra de secesión. Y es que, a pesar de que la esclavitud se abolió hace muchos años, el absurdo orden social de antaño se mantiene. Por eso la lectura de esta novela es tan enriquecedora, ya que nos enseña que la justicia no tiene nada que ver con el color de la piel.